Una guía de expertos sobre las pruebas de COVID-19

Un epidemiólogo analiza las diferencias entre las pruebas moleculares y las rápidas, su precisión y cuándo las personas deben hacerse la prueba para detectar el coronavirus.

Woman administers COVID test. How accurate are COVID test results?

Además del uso de mascarilla universal, el distanciamiento social y el lavado de manos, las pruebas son otra herramienta fundamental para combatir COVID-19. “Las pruebas son uno de varios componentes importantes del esfuerzo global para controlar la pandemia”, afirma el Dr. David Calfee, jefe de epidemiología del Hospital en NewYork-Presbyterian/Weill Cornell Medical Center. “Permiten que las personas con COVID-19 sintomática reciban la atención y el tratamiento adecuados, y ayudan a reducir la transmisión del virus SARS-CoV-2 de las personas con infección sintomática y asintomática o presintomática”.

Sin embargo, incluso a medida que mejoran los servicios de pruebas, aún quedan muchas preguntas, incluidas las diferencias entre los tipos de pruebas, qué tan precisas son y cuándo las personas deben someterse a ellas. El Dr. Calfee, quien también es profesor de medicina en Weill Cornell Medicine y vicedirector de medicina del Departamento de Prevención y Control de Infecciones en NewYork-Presbyterian, habló con Health Matters para responder estas preguntas y más.

Dr. David Calfee

Dr. David Calfee

¿Qué es una prueba de diagnóstico de COVID?

Se usa una prueba de diagnóstico para detectar la presencia del virus o de partes del virus en la muestra obtenida de una persona. Para el virus del SARS-CoV-2, las pruebas de diagnóstico se realizan en una muestra del tracto respiratorio, como la nasofaringe (la parte superior de la garganta detrás de la nariz), la nariz o la garganta, o en una muestra de saliva.

¿Cuál es la diferencia entre lo que se conoce como prueba de PCR y las pruebas de diagnóstico rápido? ¿Existe algún tipo más preciso?

Las pruebas de reacción en cadena de la polimerasa (polymerase chain reaction, PCR) y de amplificación de ácidos nucleicos (nucleic acid amplification tests, NAAT) son pruebas moleculares. Las pruebas moleculares detectan la presencia del material genético del virus, conocido como ARN. En general, estas pruebas se consideran como el “criterio de referencia” para el diagnóstico de COVID-19. Tienen mayor sensibilidad que las pruebas de antígenos, lo que significa que pueden detectar a más personas que tienen la infección por COVID-19.

Las pruebas de antígenos, también conocidas como pruebas rápidas, detectan la presencia de una o más proteínas que forman parte del virus. Los resultados de las pruebas de antígeno se pueden obtener rápidamente porque requieren una tecnología menos compleja. Con frecuencia, tienen una respuesta más rápida que las pruebas moleculares, y algunas se pueden realizar en el consultorio de un médico o en una clínica.

Debido a que las pruebas de antígeno tienen menor sensibilidad, es posible obtener un resultado negativo falso. Esto es importante porque una prueba de antígeno negativa no significa necesariamente que no tenga el virus. Si tiene motivos para sospechar que estuvo expuesto, como presentar síntomas de COVID-19 o vivir en un entorno en el que hay un brote continuo, se recomienda que confirme el resultado con una prueba de PCR. También es importante tener en cuenta que una prueba negativa (ya sea de antígeno o PCR) inmediatamente después de una exposición a alguien con COVID-19 no es evidencia de que usted no está infectado, porque pueden pasar varios días antes de que el virus sea detectable.

¿Cuándo es recomendable hacerse una prueba?

Si bien las recomendaciones específicas varían entre los departamentos de salud locales y estatales y otras agencias y empleadores, los grupos priorizados para las pruebas son las personas con síntomas de COVID-19 y aquellas con exposición conocida a la enfermedad. Otras situaciones en las que se recomiendan las pruebas incluyen: después de viajar, después de asistir a reuniones más grandes en interiores, antes de procedimientos médicos invasivos y cirugías, y para personas que trabajan o viven en un centro de atención a largo plazo u otro entorno residencial colectivo.

¿Los niños que asisten a la escuela en modalidad presencial deben hacerse la prueba regularmente?

Esto puede variar según el distrito. Pero independientemente de los requisitos de las pruebas en las escuelas, es importante adherirse a las estrategias preventivas y de mitigación, como el uso de mascarillas, el distanciamiento social y la higiene de manos.

Según la guía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, una persona que dio positivo para COVID-19 puede estar cerca de otras después de 10 días, y no es necesaria una prueba negativa posterior. ¿Por qué?

Esta recomendación se basa en datos que sugieren que la contagiosidad disminuye con bastante rapidez en la mayoría de las personas con COVID-19. Varios estudios de personas con COVID-19 leve a moderada que se han recuperado de la infección (ya no tienen fiebre y otros síntomas han mejorado) han encontrado que el virus contagioso ya no está presente en las muestras recolectadas más allá de este período. Además, las pruebas moleculares pueden seguir siendo positivas incluso después de que la persona ya no sea contagiosa debido a la capacidad de estas pruebas para detectar cantidades muy pequeñas de material genético viral. Sin embargo, se recomiendan períodos más prolongados de aislamiento para las personas que tienen un COVID-19 más grave y para las personas que tienen sistemas inmunológicos gravemente comprometidos.

¿Qué es una prueba de anticuerpos? ¿Se puede usar para diagnosticar COVID-19?

Las pruebas de anticuerpos se realizan en una muestra de sangre para detectar los anticuerpos que el sistema inmunológico del cuerpo humano produce en respuesta a una infección. Una prueba de anticuerpos contra el SARS-CoV-2 puede proporcionar evidencia de exposición previa al virus, pero no puede distinguir una infección reciente de una infección más remota. Por lo tanto, las pruebas de anticuerpos no se utilizan para diagnosticar una infección aguda por COVID-19.

Además, las pruebas de anticuerpos pueden ser negativas en las primeras fases de la infección porque el cuerpo necesita tiempo para producir anticuerpos. Una prueba de anticuerpos contra el SARS-CoV-2 con resultado positivo sugiere que usted ha tenido una infección previa. Para algunas enfermedades, como el sarampión, la detección de anticuerpos indica inmunidad a la reinfección. Aún no se ha definido claramente hasta qué punto los anticuerpos contra el SARS-CoV-2 protegen de la reinfección ni la duración de la protección que brindan.

David P. Calfee, M.D., M.S., es jefe epidemiólogo del Hospital en NewYork-Presbyterian Hospital/Weill Cornell Medical Center y vicedirector médico de prevención y control de infecciones del NewYork-Presbyterian Hospital. También es profesor de medicina (enfermedades infecciosas) y ciencias de la salud de la población en Weill Cornell Medicine. El Dr. Calfee es miembro de la Infectious Diseases Society of America y la Society for Healthcare Epidemiology of America, y es editor asociado de Infection Control & Hospital Epidemiology. Sus intereses de investigación incluyen patógenos resistentes a los antimicrobianos y la epidemiología y prevención de infecciones asociadas a la atención médica.