Cómo notar las diferencias entre COVID-19 y la gripe

Un especialista en enfermedades infecciosas explica en qué se diferencian los síntomas.

Woman on the couch sick with either flu or COVID-19.

La temporada de gripe está muy cerca. Junto con la batalla actual contra la COVID-19, algunos expertos dicen que en este año podríamos enfrentarnos a una “twindemic” (una pandemia doble): una epidemia de influenza que se desarrolla en el medio de una incesante  pandemia de COVID-19.

“A la comunidad médica le preocupa que si hay un aumento de casos de influenza, la capacidad del sistema hospitalario se vería aún más afectada de lo que ya está como consecuencia de la pandemia de COVID-19”, explica la Dra. Ting Ting Wong, médica tratante y especialista en enfermedades infecciosas en NewYork-Presbyterian Brooklyn Methodist Hospital.

El año pasado, el virus de la influenza causó aproximadamente 35 millones de infectados en los EE.UU. La gravedad de la temporada de gripe de este año es impredecible, pero el invierno se acerca y “muchas personas tendrán tos y estornudos, por lo que la probabilidad de la transmisión es mayor cuando uno tiene síntomas activos”, agrega la Dra. Wong.

Pero exactamente cuáles son esos síntomas? Al igual que en la primavera que era complicado diferenciar entre las alergias estacionales y COVID-19, ahora el desafío será identificar qué síntomas pueden ser de la COVID-19 y cuáles de la gripe.

Health Matters habló con la Dra. Wong para conocer las similitudes y diferencias entre el coronavirus y la gripe, y cómo protegerse contra ambos.

COVID-19 vs. gripe: ¿Cuál es la diferencia?

Lamentablemente, “al principio, puede ser muy difícil diferenciar entre gripe y COVID”, dice la Dra. Wong.

Aunque la gripe y COVID-19 son causados por virus totalmente diferentes, comparten una serie de síntomas: fiebre, fatiga, tos, dolor de garganta, secreción nasal, dificultad para respirar, dolores corporales, dolores de cabeza, vómitos y diarrea.

Sin embargo, existen dos claras diferencias entre la gripe y el coronavirus que causa COVID-19.

Primero, la pérdida del gusto y olfato es específico de COVID-19 y no se observan en  personas que tienen gripe. “Esto es una diferencia muy importante para distinguir entre la gripe y COVID-19”, dice la Dra. Wong. Si bien es posible que no se manifieste en todos los pacientes (aproximadamente entre un 38 % y 55 % de los pacientes han reportado pérdida del gusto y alrededor del 40 % han informado pérdida del olfato), este síntoma específico puede aparecer a partir de los dos días después de haber contraído el virus hasta los 14 días después del inicio de los síntomas.

Segundo, la manera en que se presentan los síntomas en los pacientes es muy diferente. Tanto la gripe como la COVID-19 causan tos y dificultad para respirar, pero en general, los síntomas de COVID-19 tienden a durar más que los de la gripe. “Pueden durar varias semanas, incluso meses”, explica la Dra. Wong. La dificultad para respirar también puede aparecer posteriormente con la COVID-19, incluso puede agravarse y durar más tiempo que con la gripe.

Además, existen nuevos informes y otros en curso acerca de los síntomas relacionados con la COVID-19 frente a los cuales las personas deberían de estar atentas:

Ojos rojos e hinchados. Ocasionamlmente han habido nformes de ojos rojos, hinchados y picazón en algunos pacientes con COVID-19, que puede parecer conjuntivitis (ojo rosado). “Este es un síntoma que puede aparecer con otras cepas del coronavirus, por lo que si bien no es un factor específicamente distintivo de COVID-19, es un síntoma que merece atención”, explica la Dra. Wong.

Erupciones cutáneas. Los virus a menudo se asocian con erupciones, por lo que no es inusual el que usted o su hijo desarrolle una. “Esto se informó principalmente en personas más jóvenes, y todavía estamos recopilando datos sobre las diferentes afecciones de la piel que coinciden con COVID-19, que van desde pequeñas protuberancias rojas y urticaria hasta sabañones — ahora llamadas temporalmente ‘dedos de los pies de COVID’ — las cuales son dolorosas, de color rojo púrpura o son protuberancias que pican en los dedos de los pies”, explica la Dra. Wong.

Si usted o su hijo tiene una nueva afección de la piel o sarpullido, llame a su médico simplemente para estar seguro. Dado que puede ser difícil para un médico distinguir si una erupción cutánea se deba a una infección por COVID-19 o, por ejemplo, a una enfermedad de manos, pies y boca (una infección viral que se manifiesta como llagas dolorosas en la boca y ampollas en las palmas de las manos y en las plantas de los pies), es muy probable que su médico quiera hacerle una prueba a usted o a su hijo para detectar COVID-19.

Los informes han demostrado que la COVID-19 es menos grave en los niños que en los adultos. También es poco común que ellos contraigan la enfermedad, en todo el mundo representan alrededor del 1 % al 2 % de los casos de COVID-19. Dicho esto, el síndrome inflamatorio multisistémico en niños (MIS-C), aunque poco común, es una afección asociada al COVID-19 y puede ocurrir en niños que van desde infantes hasta adolescentes.

Estos son los síntomas que usted  debe prestar atención: fiebre, vómitos, decaimiento y dolor abdominal. Si su hijo presenta síntomas comunes de la gripe junto con cualquiera de los síntomas anteriormente mencionados, comuníquese con su pediatra.


“Si alguna vez hubo un momento en el que pensó que tenía que colocarse la vacuna contra la gripe, este es el año.”

— Dra. Ting Ting Wong


Qué debe hacer si cree que tiene gripe, COVID-19 o ambos

Sí, es posible dar positivo en las pruebas de gripe y COVID-19 al mismo tiempo; sin embargo, según la Dra. Wong, “la posibilidad de una coinfección es muy, muy baja”. Si usted experimenta alguno de los síntomas descritos en este artículo, aquí tiene un plan de acción sobre cómo determinar rápidamente un diagnóstico.

  1. Hable con un médico. Si tiene un signo revelador de COVID-19 o gripe, es importante buscar atención médica, recomienda la Dra. Wong. “Supongamos que usted está sufriendo de dolor de cabeza, fiebre, dolores corporales y fatiga. Colóquese una mascarilla, aíslese de su familia y hable con su médico acerca de sus síntomas”.
  2. Hágase la prueba. “Es importante que se haga las pruebas de detección de COVID y la gripe lo más rápido posible”, dice la Dra. Wong. Compartimos  una buena noticia: El hisopado nasal se puede usar tanto para realizar las pruebas de COVID-19 como la de la gripe. Programe una cita con su médico o clínica de salud local, o visite un centro de atención de urgencia donde las pruebas deberían estar disponibles.
  3. Comience el tratamiento. Después de un diagnóstico, puede seguir adelante con el tratamiento adecuado. Para la gripe, el criterio de referencia es un medicamento antiviral que su médico podría recetarle y que ayuda a disminuir la gravedad de los síntomas y acortar la duración de la enfermedad. Para los casos más leves de COVID-19, la mayoría de las personas pueden recuperarse en el hogar haciendo un seguimiento  de sus síntomas, descansando y consumiendo líquidos.

Si tiene problemas para respirar, dolor persistente o presión en el pecho, nueva confusión, incapacidad para despertarse o permanecer despierto, o labios o rostro azulado, busque de inmediato atención médica de emergencia.

Cómo protegerse de la gripe y COVID-19

Para evitar este año un posible “twindemic”, la Dra. Wong advierte: “debemos de tomar todas las precauciones para evitar una mala temporada de gripe”.

  1. Vacúnese contra la gripe. Todavía no existe una vacuna para COVID-19, pero existe una vacuna para ayudar a prevenir la gripe. “Si alguna vez hubo un momento en el que pensó que tenía que colocarse la vacuna contra la gripe, este es el año”, dice la Dra. Wong. “Es la mejor manera de protegerse a sí mismo, es mejor asegurarse que lamentarse”. La vacuna contra la gripe ahora está disponible en la mayoría de las farmacias y clínicas de salud.
  2. Aplicar las siguientes precauciones. Afortunadamente, las medidas preventivas de COVID-19 también se aplican a la gripe: evite grandes multitudes y reuniones, use mascarilla, mantenga la distancia social, lavese lasmanos con frecuencia y quédese en casa si se siente enfermo. “Todas éstas son medidas preventivas para la COVID y también para la transmisión de la gripe”, dice la Dra. Wong.
  3. Cuide su sistema inmunológico. Cuidar su sistema inmunológico es muy importante para combatir las infecciones, especialmente los virus. “Todos deben de mantenerse lo más saludable posible. Llevar una dieta sana y equilibrada, hacer ejercicios con regularidad y dormir lo suficiente ayudará a estimular su sistema inmunológico”.

Ting Ting Wong, M.D., es médica tratante y especialista en enfermedades infecciosas del NewYork-Presbyterian Brooklyn Methodist Hospital.