Cómo mantenerse saludable física y emocionalmente mientras se queda en su casa

Quedarse en casa para evitar la propagación del nuevo coronavirus no es fácil, pero usted puede tomar medidas para mantener su bienestar.

Woman meditating-one way of staying healthy at home.

Mientras el nuevo coronavirus continúa propagándose rápidamente por los Estados Unidos, más y más gente se está quedando en su casa, tanto para prevenir la propagación del COVID-19 como para evitar contraerla.

“Es muy importante para el bien público porque un individuo que incuba el COVID-19 puede infectar a no solo una, sino a muchas personas, dependiendo de sus interacciones sociales”, explica el Dr. David Goldberg, un internista y especialista en enfermedades infecciosas de NewYork-Presbyterian Medical Group Westchester y profesor auxiliar de medicina en Vagelos College of Physicians and Surgeons de Columbia University. “Evitar la propagación es crítico”.

Los habitantes de Nueva York, California y cada vez más estados ahora tienen órdenes de quedarse en casa. Sin embargo, estar encerrado en la casa no es fácil y puede ser particularmente difícil si cuida niños o ancianos, o si vive en un apartamento pequeño. Mientras está bien hacer actividades al aire libre como caminar en el parque mantenido a 6 pies de otras personas, dice el Dr. Goldberg, si tiene síntomas de COVID-19 o ha tenido contacto cercano con alguien sospechado o confirmado de tener COVID-19, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan quedarse no solo en casa, sino también en una habitación separada de sus convivientes cuanto sea posible.

“Es difícil porque a mucha gente le da claustrofobia”, expresa el Dr. Goldberg. “Es poco natural y psicológicamente estresante no poder salir al aire libre”.

Sin embargo, el Dr. Goldberg sostiene que es posible conservar su bienestar físico y emocional y, a la vez, proteger su hogar y a la comunidad de la enfermedad.

“Comuníquese con otras personas por teléfono o videollamadas para no sentirse solo, trate de hacer ejercicios dentro de su casa si no está enfermo, y manténgase activo y trabajando en vez de solo ver películas y estar frente a una pantalla todo el día”, él dice.

Tinamarie Brown-Joseph, trabajadora social (LCSW) y coordinadora del programa de salud y bienestar de NewYork-Presbyterian, NYPBeHealthy, señala que es importante mantenerse activo para reducir la ansiedad y quedarse en forma.

“Especialmente para la gente que hacen ejercicios usualmente, la reducción de actividad puede afectar a uno física y mentalmente”, indica Brown-Joseph. “Hay que hacer el esfuerzo para mantenerse conectado y saludable”.

NYPBeHealthy le ofrece estos consejos para mantenerse saludable tanto emocional como físicamente mientras se queda en casa:

Manténgase comunicado. Haga llamadas por teléfono o videollamadas con la familia y los amigos.

Haga ejercicios en casa cada día. Desarrolle un plan de ejercicios en el hogar. Encuentre videos y aplicaciones de ejercicios gratis en línea.

Practique yoga y meditación. Estas disciplinas son formas saludables de aliviar el estrés y la ansiedad. Los videos de NewYork-Presbyterian pueden guiarlo.

Escuche sus canciones favoritas. Baile si le gusta.

Busque formas de reírse. Cuando termine una tarea estresante, vea una comedia o algo que lo entretenga.

Limítese el tiempo para ver noticias. Manténgase informado con fuentes confiables pero reduzca el tiempo que le dedica a las noticias.

Mantenga su mente activa. Póngase al día con lecturas, pódcasts, rompecabezas o cualquier pasatiempos que le gusten. Si toca un instrumento o es artista, ahora es el momento para disfrutarlo.

Establézcase metas. Sienta una sensación de logro haciendo un proyecto que mejorará su vida, como ordenar su armario u organizar sus papeles.

Mantenga un diario. Escriba en él sus pensamientos y sentimientos, y todo por lo que esté agradecido.

Recursos adicionales

Si tiene dudas sobre el COVID-19, llame a la línea directa de NewYork-Presbyterian al 646-697-4000. Esta línea directa está disponible como un servicio al público únicamente para proporcionar información y no para diagnosticar, tratar o dar una opinión médica.

Si no se siente bien, considere usar Atención urgente virtual de NewYork-Presbyterian para síntomas que no ponen en riesgo la vida como fiebre, tos, malestar estomacal o náuseas. Conozca más visitando nyp.org/urgentcare.

Start a Conversation

Linkedin Pinterest Print