Vacunas contra COVID-19 para niños menores de 5 años: Qué debe saber

Una experta en enfermedades infecciosas explica la seguridad y la eficacia de la vacuna contra COVID-19 para niños de 6 meses a 5 años de edad — y por qué es importante que este grupo etario se vacune.

Child under 5 gets COVID-19 vaccine
Child under 5 gets COVID-19 vaccine

Los niños de 6 meses en adelante ahora reúnen los requisitos para recibir la vacuna contra COVID-19.

En junio, la FDA autorizó y los CDC recomendaron las vacunas Moderna y Pfizer-BioNTech para el grupo etario de 6 meses a 5 años, lo que amplió la elegibilidad para la vacunación a la mayoría de los estadounidenses.

Estas son las diferencias entre las dos opciones:

Pfizer-BioNTech

  • Rango de edad: de 6 meses a 4 años
  • Cantidad de vacunas: tres (con un intervalo de tres semanas entre la primera y la segunda vacuna, y un intervalo de al menos ocho semanas entre la segunda y la tercera vacuna)
  • Dosis: tres microgramos en cada vacuna (1/10 de la dosis para adultos)

Moderna

  • Rango de edad: de 6 meses a 5 años
  • Cantidad de vacunas: dos (con un intervalo de cuatro semanas entre la primera y la segunda vacuna)
  • Dosis: 25 microgramos en cada vacuna (1/4 de la dosis para adultos)
Dr. Sallie Permar

Dra. Sallie Permar

Health Matters habló con la Dra. Sallie Permar, directora de Pediatría de NewYork-Presbyterian Komansky Children’s Hospital y presidenta del Departamento de Pediatría de Weill Cornell Medicine, acerca de lo que los padres deben saber sobre las vacunas para niños a partir de los 6 meses y por qué es importante que todos los niños se vacunen contra COVID-19.

¿Es segura la vacuna contra COVID-19 para bebés y niños pequeños?
Esta vacuna es segura. La seguridad es la máxima preocupación en el desarrollo de vacunas, y los estándares son extraordinariamente altos. El bienestar de nuestros niños es la máxima prioridad, y quiero que los padres sepan que son los pediatras quienes dirigieron los estudios en niños y revisaron los datos de seguridad, y la decisión de recomendar esta vacuna para niños desde los 6 meses de edad fue unánime. Estos son los mismos pediatras en los que los padres confían para el cuidado diario de sus hijos.

¿Existen efectos secundarios preocupantes?
No. La reactogenicidad (reacciones conocidas que ocurren después de la vacunación) en los grupos de edad pediátrica ha sido similar o inferior a la de los adultos y no se han identificado efectos secundarios inusuales en las edades de 5 a 11 años. En los ensayos para los grupos de edad más jóvenes, los efectos secundarios informados fueron leves, como irritabilidad, somnolencia y dolor en el lugar donde se aplicó la vacuna.

Si bien cualquier informe de efectos secundarios graves se revisará detenidamente una vez que la vacuna se administre a millones de bebés y niños pequeños, dado el perfil extremadamente seguro de la vacuna en los ensayos y en todos los grupos etarios, no esperamos que haya un problema en este grupo.

¿Qué tan efectivas son las vacunas para este grupo etario?
Los datos publicados mostraron que ambas vacunas fueron efectivas para prevenir la infección. La vacuna de Pfizer tuvo una tasa de eficacia del 80 %. La vacuna de Moderna tuvo una tasa de eficacia del 51 % en la cohorte más joven de niños de 6 meses a 23 meses y una tasa de eficacia del 37 % en niños de 2 a 5 años.

¿Cuáles son las ventajas de vacunarse a esta edad?
Una de las características realmente sorprendentes de nuestro sistema inmunitario es que está diseñado para responder a muchas amenazas infecciosas potenciales al mismo tiempo. Por ejemplo, un recién nacido que había estado en un entorno protegido de repente se enfrenta a una serie de patógenos potenciales cuando nace, y su sistema inmunitario está diseñado para manejar eso.

Es por eso que podemos aprovechar ese diseño del sistema inmunitario cuando administramos vacunas en los primeros años de vida para establecer una inmunidad que durará toda la vida del niño. Por eso tenemos muchas vacunas sumamente efectivas que se administran en el primer año de vida. Con otras vacunas, se ha demostrado que vacunar a su hijo a una edad temprana le ofrece una mejor oportunidad de tener una respuesta más duradera a largo plazo.

Además, si bien la mayoría de los niños experimentarán una enfermedad leve a causa de COVID, esta se ha convertido en una de las principales causas de muerte en los niños, en particular en el grupo de 0 a 4 años, donde más de 400 bebés y niños pequeños han muerto a causa del virus en los últimos dos años. Además, algunos niños experimentan efectos a largo plazo a causa de la infección. La vacunación puede prevenir estos efectos poco comunes pero graves que este virus provoca en los niños.

“El bienestar de nuestros niños es la máxima prioridad, y quiero que los padres sepan que son los pediatras quienes dirigieron los estudios en niños y revisaron los datos de seguridad, y la decisión de recomendar esta vacuna para niños desde los 6 meses de edad fue unánime.”

— Dra. Sallie Permar

En este punto de la pandemia, con tantos niños que ya tienen anticuerpos de la infección, ¿por qué es importante que los bebés y los niños pequeños se vacunen?
Sabemos que la mejor inmunidad se logra con la vacunación más la infección. La vacuna no solo mantiene a los niños a salvo de COVID de manera más contundente, sino que si un niño vacunado contrae el virus, estaría protegido de una enfermedad grave y su inmunidad sería incluso más fuerte que si se hubiera infectado sin la vacuna.

Si bien COVID-19 no afecta a los niños tan gravemente como a los adultos, ellos estarán protegidos contra la enfermedad grave y las hospitalizaciones.

 ¿Deberían los padres esperar una vacuna global contra COVID que proteja contra múltiples cepas más recientes?
Los padres no deben esperar. Es importante que los niños obtengan inmunidad a través de la vacuna como punto de partida. No está claro cuándo estará disponible una vacuna contra la variante Ómicron u otra variante específica, y no sabemos cuándo se aprobaría una vacuna contra la Ómicron para niños. Estamos muy lejos de que se desarrolle una vacuna global contra el coronavirus o COVID.

¿Por qué es clave vacunar a este sector de la población para volver a tener una sensación de normalidad?
Es importante proteger a todos contra la enfermedad grave, pero también es crucial protegernos contra la perturbación de la vida. Soy una madre que trabaja y veo en mi día a día los trastornos que pueden causar las enfermedades, la cuarentena y el cierre de las escuelas. Si podemos evitarlos de manera segura para nuestros hijos, definitivamente deberíamos hacerlo.

Las vacunas también ofrecen la protección y la seguridad de la inmunidad que permite a los niños participar con confianza en actividades sociales. Pueden evitar el aislamiento y la cuarentena cuando tienen la inmunidad que les da la vacuna. Pueden contribuir a mantener abiertos y libres de brotes de COVID sus campamentos y escuelas, que descubrimos que eran de gran importancia para el bienestar mental de nuestros niños. Cuanto más vacunada esté nuestra población pediátrica, menos probable es que su infancia se vea interrumpida por COVID.

Como pediatra y madre, recomiendo especialmente que todos los padres vacunen a sus hijos. Mis hijos están vacunados y han recibido el refuerzo, al igual que los hijos de mis colegas pediatras. Fuimos los primeros en la fila cada vez que se aprobó. Todos nos hemos sentido cómodos con el proceso implementado y que adhiere a los más altos estándares de seguridad.

Recursos Adicionales

La Dra. Sallie Permar, M.D., Ph.D., dirige el Departamento de Pediatría en Weill Cornell Medicine y en NewYork-Presbyterian/Komansky Children’s Hospital. También es Nancy C. Paduano Professor of Pediatrics en Weill Cornell Medicine. Certificada por la Junta en Pediatría y Enfermedades Infecciosas Pediátricas, la Dra. Permar ha sido honrada con varios premios prestigiosos, incluido el Premio Joven Investigadora 2014 y el Premio 2020 E. Mead Johnson de la Sociedad de Investigación Pediátrica, el Premio Presidencial de Carrera Temprana en Ciencias e Ingeniería y, más recientemente, el Premio Gale and Ira Drukier de Investigación en Salud Infantil de Weill Cornell Medicine.

DÉ UN VISTAZO

EXPERTO DESTACADO

CONSULTE A UN EXPERTO

Encuentre a un médico o llame al
877-697-9355