La vacuna contra COVID-19 y los niños: Información para padres

La Directora de Pediatría de NewYork-Presbyterian Komansky Children’s Hospital comparte información para los padres acerca de la vacunación en niños.

Cuando la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) autorizó el uso de la vacuna de Pfizer-BioNTech contra COVID-19 en adolescentes de 12 a 15 años, fue una buena noticia para muchos padres que están ansiosos por que sus hijos reanuden la escuela, los deportes y otras actividades sociales. Pero al mismo tiempo, los padres pueden tener preguntas a medida que avanza esta nueva fase de implementación de la vacuna. ¿Cuáles son los efectos secundarios en los niños? ¿Qué sabemos sobre la seguridad a largo plazo?

Health Matters habló con la Dra. Sallie Permar, Directora de Pediatría de NewYork-Presbyterian Komansky Children’s Hospital y Directora del Departamento de Pediatría de Weill Cornell Medicine, acerca de lo que los padres deben saber sobre la vacunación de sus hijos a tiempo para el verano.

Health Matters: ¿Por qué los niños deben vacunarse?
Dra. Permar: Si bien los niños no han sido el foco de la enfermedad en la pandemia de COVID-19, hay niños que han sufrido una enfermedad grave por COVID-19 que requirió un tratamiento para salvar sus vidas, desarrollaron un trastorno inflamatorio posinfeccioso severo e incluso murieron a causa del virus. Aquellos que no se enfermaron siguen siendo las víctimas más afectadas a largo plazo. Perdieron a familiares a causa de la COVID-19, perdieron el contacto con sus amigos, solo vieron a sus maestros a través de pantallas, y su ansiedad y depresión crecieron a niveles epidémicos. Ahora tenemos la oportunidad de que vuelvan a su vida normal a través de la inmunidad de la vacuna. Ahora podemos darles a nuestros hijos la esperanza y la inmunidad que se merecen.

¿Existe alguna afección subyacente por la que los niños no deban vacunarse?
La mayoría de las personas, incluidos los niños, con afecciones médicas subyacentes pueden recibir la vacuna. Esto incluye sistemas inmunológicos debilitados y enfermedades autoinmunes.

En casos de reacciones alérgicas graves, como la anafilaxia, o reacciones alérgicas no graves después de la primera dosis de la vacuna contra COVID-19, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) indican que no deben recibir la segunda dosis. Estas reacciones son poco frecuentes y pueden tratarse durante el período de observación posterior a la vacunación. Un ingrediente de las vacunas de ARNm que ha estado implicado en las reacciones alérgicas graves poco frecuentes es un componente común de muchos productos farmacéuticos llamado polietilenglicol, el ingrediente principal del tratamiento común para el estreñimiento MiraLAX. Si no está seguro acerca de su hijo, hable con el médico sobre sus inquietudes.

¿Qué efectos secundarios pueden presentar los niños a causa de la vacuna?
Los efectos secundarios de la vacuna de Pfizer-BioNTech en niños de 12 a 15 años no son más graves que los de los adultos. Las reacciones incluyen dolor en el brazo donde recibió la inyección, fatiga, dolor muscular y, a veces, fiebre. Generalmente, desaparecen después de un día. Esto indica que el sistema inmunológico está respondiendo a la vacuna. Es un pequeño precio para volver a salir con amigos sin miedo a traer un virus mortal a casa.

“Ahora tenemos la oportunidad de que vuelvan a su vida normal a través de la inmunidad de la vacuna.”

— Dra. Sallie Permar

¿Cómo pueden los padres hablar con los niños sobre la vacuna y sus efectos secundarios?
Sea honesto con sus hijos. Explíqueles que, si bien la inyección puede pellizcar o picar por un breve momento, no dolerá por mucho tiempo y ayuda a protegerlos de enfermedades. Recuérdeles que pueden sentir algunos síntomas leves durante un breve período de tiempo, pero que también desaparecerán y es una señal de que su sistema inmunológico está funcionando. Si es necesario, se pueden usar analgésicos como Tylenol o ibuprofeno para ayudarlos a superar las molestias. Ayúdelos a ver que las vacunas son algo bueno y nos mantienen a salvo.

¿Podría la vacuna causar infertilidad en los niños en el futuro?
Esta es una afirmación falsa, ya que no hay datos que demuestren que la vacuna contra COVID-19 pueda causar infertilidad ni ninguna razón biológica por la que sospechamos que lo haría. Además, las vacunas de ARNm son de corta duración en el cuerpo y no se integran al ADN.

¿Cuáles son las recomendaciones actuales del uso de mascarillas para niños no vacunados?
Los niños no vacunados deben seguir las pautas de los CDC: Deben usar una mascarilla en espacios públicos y en interiores con personas fuera de su grupo familiar. También deben evitar las multitudes y mantenerse a seis pies de distancia. Esto ayuda a protegerlos a ellos y a los demás.

¿Cuáles son las recomendaciones del uso de mascarillas para los niños vacunados, en particular, si van a estar en un entorno con otros niños que no han sido vacunados?
Los CDC publicaron recientemente una nueva guía que indica que las personas vacunadas ya no necesitan usar una mascarilla fuera de su hogar, excepto cuando es un requisito, por ejemplo, en una tienda local o en un establecimiento de atención médica. Los niños vacunados pueden estar entre otros niños vacunados y no es necesario que usen una mascarilla.

Sin embargo, no se recomienda juntar niños no vacunados con niños vacunados en un mismo sitio. Si bien el riesgo es extremadamente bajo, los niños que han recibido la vacuna aún pueden contraer el virus y transmitirlo a los niños no vacunados.

¿Qué les diría a los padres que todavía están ansiosos por que sus hijos reciban la vacuna contra COVID-19?
Les diría que los beneficios de la vacunación superan con creces los riesgos de una infección por COVID-19. Como pediatras, hemos atendido a niños que requirieron medidas para salvarles la vida debido a la infección y algunos no sobrevivieron. Hemos sido testigos del surgimiento de una nueva enfermedad inflamatoria posinfecciosa, el síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico (MIS-C), que afecta principalmente a los niños y puede provocar enfermedades cardiovasculares a largo plazo e incluso la muerte. Ahora tenemos a la mano la herramienta definitiva para combatir estas devastadoras enfermedades provocadas por el virus pandémico: prevenirlo ante todo mediante la vacunación.

¿Se recomendará la vacuna para los bebés?
Las vacunas contra COVID-19 que están disponibles (Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson) se encuentran actualmente en varios ensayos clínicos en distintas etapas para determinar su seguridad y eficacia en niños de hasta 6 meses de edad. Podríamos esperar que la FDA autorice el uso de vacunas en niños menores de 2 años a finales de este año.

La Dra. Sallie Permar, dirige el Departamento de Pediatría en Weill Cornell Medicine y en NewYork-Presbyterian/Komansky Children’s Hospital. También es Nancy C. Paduano Professor of Pediatrics en Weill Cornell Medicine. Certificada por la Junta en Pediatría y Enfermedades Infecciosas Pediátricas, la Dra. Permar ha sido honrada con varios premios prestigiosos, incluido el Premio Joven Investigadora 2014 y el Premio 2020 E. Mead Johnson de la Sociedad de Investigación Pediátrica, el Premio Presidencial de Carrera Temprana en Ciencias e Ingeniería y, más recientemente, el Premio Gale and Ira Drukier de Investigación en Salud Infantil de Weill Cornell Medicine.