Stories of Science, Care & Wellness
Close Menu

What People With Cancer Should Know About COVID-19 – Spanish

Una oncóloga explica los riesgos para las personas con cáncer, cómo se han adaptado los tratamientos y qué pueden hacer los pacientes para protegerse.

Las personas con cáncer se encuentran entre los grupos de alto riesgo de padecer una enfermedad grave por complicaciones de COVID-19, según la American Cancer Society. En un nuevo estudio publicado se descubrió que los pacientes con cáncer, especialmente los cánceres de sangre y de pulmones y tumores que se han extendido por todo el cuerpo, tienen un mayor riesgo de muerte o complicaciones graves por COVID-19 en comparación con las personas que no tienen cáncer.

“El cáncer o su tratamiento pueden dañar el sistema inmunológico, y provocar que los pacientes estén inmunocomprometidos, lo que significa que sus cuerpos no están tan bien preparados para combatir las infecciones”, dice la Dra. Suzanne Lentzsch, oncóloga y directora del Multiple Myeloma and Amyloidosis Program del NewYork-Presbyterian/Columbia University Irving Medical Center.

La Dra. Lentzsch ha estado adaptando los tratamientos y viendo a sus pacientes de manera virtual para que muchos de ellos puedan quedarse en casa para evitar el riesgo de exposición al ir a un lugar público. La Dra. habló con Health Matters sobre las cosas más importantes que los pacientes con cáncer deben saber durante la pandemia de coronavirus y cómo pueden protegerse.

¿Cómo ha afectado COVID-19 a los tratamientos de cáncer como la quimioterapia?

Cambiamos algunos tratamientos de quimioterapia intravenosa administrada en el hospital a quimioterapia oral, lo que significa que usted puede realizar el tratamiento con píldoras o cápsulas desde su hogar. Ha sido importante que los pacientes se queden en casa para disminuir el riesgo de una infección por COVID-19. Existen muchas opciones para distintos tipos de cáncer, por lo que esto es una buena solución temporal.

Después de que se levanten algunas de las restricciones, comenzaremos a atender a los pacientes de nuevo en el hospital para administrar infusiones de quimioterapia, tomaremos precauciones y los citaremos en horarios especiales para reducir la concentración de personas. Es una situación en evolución, y la estudiaremos día por día, caso por caso.

¿Cómo continúa atendiendo a los pacientes si no puede verlos en persona?

Incluso si los pacientes no van al hospital, los controlamos, los tratamos y los atendemos, por lo que no estamos desconectados.

Estamos realizando visitas virtuales a través de la telemedicina. Los pacientes pueden visitar un laboratorio local para análisis de sangre para que no tengan que ir al hospital. Después de obtener los resultados del análisis, podemos hablar con el paciente sobre los síntomas y revisar los resultados. Incluso puedo pedirles que tomen su pulso y presión arterial, o controlar un sarpullido por video. Tenemos muchas herramientas para ayudar a nuestros pacientes a superar esta crisis de manera segura.

Las cirugías programadas son limitadas en este momento, pero si se trata de una cirugía para salvar la vida o una situación de peligro de muerte, la cirugía se lleva a cabo.

¿Cómo se comparan las visitas virtuales con las visitas en persona?

Los pacientes están contentos con ellas, especialmente después de acostumbrarse a los aspectos técnicos. Han expresado que es un gran alivio para ellos comunicarse con sus proveedores de atención médica sin salir de su casa. Personalmente, me sorprendió lo que se puede hacer a través de la telemedicina; no es del todo igual a una visita en persona, pero se parece mucho.

¿Qué sucede si padece cáncer y contrae COVID-19?

Aunque las personas con cáncer pueden tener un mayor riesgo, he observado a muchos pacientes con cáncer recuperarse bien de COVID-19.

Si los pacientes contraen COVID-19, interrumpimos el tratamiento contra el cáncer, pero al inicio de la pandemia ya habíamos suspendido el tratamiento en la mayoría de los pacientes. Esto ha permitido, al menos, una recuperación parcial de sus sistemas inmunológicos y los ha preparado para brindar una mejor respuesta inmunológica, en caso de que los pacientes contraigan el virus.

Si le preocupa haber estado expuesto, busque los síntomas. Tómese la temperatura dos veces al día y controle si tiene dolor de garganta, tos, fiebre, sudores nocturnos, escalofríos o pérdida del olfato o del gusto. Si tiene familiares o personas que viven con usted y desarrolla los síntomas, debe aislarse, permanecer en una habitación separada y usar una mascarilla cuando esté cerca de otras personas. Si siente que sus síntomas están empeorando o desarrolla dificultad para respirar o presión en el pecho, busque atención médica llamando al 911.

¿Qué medidas específicas puede tomar una persona con cáncer para disminuir el riesgo?

Siga las recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC). Los pacientes que están en alto riesgo deben tomar precauciones adicionales. Quédese en casa a menos que se trate de una emergencia médica, y no subestime el riesgo. Esa guía se extiende a su cuidador y a los miembros de su familia, ya que tampoco deben estar expuestos a COVID-19. En relación con las compras en el supermercado u otros mandados esenciales, programe un envío o consulte si alguna persona que no sea de su familia puede hacer las compras por usted y dejar los artículos en la puerta de su vivienda. Luego, limpie las compras o cualquier caja que entre a su hogar. Es importante lavarse las manos después de hacer esto.

Si tiene que salir de su casa, use una mascarilla. Es importante que cubra la boca y la nariz. Si vive en un edificio con ascensor, no suba al ascensor si hay alguien dentro, ya que debe mantener una distancia de 6 pies. Utilice un paño para tocar manillas; las pequeñas acciones marcan la diferencia.

¿Cómo pueden los pacientes con cáncer cuidar también su salud mental?

Este es uno de los momentos más difíciles que este país ha vivido en el último siglo, y es importante cuidar su bienestar emocional. Le sugiero centrarse en lo que es más importante para usted y para su seguridad. Trate de informarse por medio de fuentes confiables y solo vea las noticias una vez al día para no abrumarse con información potencialmente negativa. Tal vez ahora sea el momento de centrarse en leer buenos libros y tener pasatiempos. Si se siente depresivo o ansioso, dígale a su médico. Nosotros podemos ayudar, y contamos con un psiquiatra dedicado que también puede hacerlo. Ofrecemos asesoramiento y tratamiento a través de telemedicina para ayudarlo a lidiar con la ansiedad.

¿Qué más deben saber los pacientes?

Incluso en tiempos de distanciamiento social, nosotros, como proveedores de atención médica, estamos aquí para nuestros pacientes. Estamos disponibles las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Las videoconsultas y las llamadas telefónicas son excelentes herramientas para mantenerse en contacto con su médico. También recomiendo a los pacientes que se involucren en su cuidado y que lleven un seguimiento junto con su equipo y cuidador de los siguientes pasos del tratamiento cuando comencemos a volver a la “normalidad”. Manténgase informado acerca de las visitas de seguimiento y de los análisis de sangre y sepa que su equipo de atención está haciendo todo lo posible para mantener a los pacientes seguros durante esta pandemia.

Suzanne Lentzsch, M.D., Ph.D., es oncóloga y directora de Multiple Myeloma and Amyloidosis Program del NewYork-Presbyterian/Columbia University Irving Medical Center y profesora de medicina clínica en Vagelos College of Physicians and Surgeons de Columbia University.