COVID-19 vs. enfermedades transmitidas por garrapatas: Cómo saber la diferencia

Un experto de enfermedades infecciosas explica que estas enfermedades pueden tener algunos síntomas en común, pero una diferencia clave es que COVID puede causar síntomas respiratorios.

Close up photo of a tick

La temporada de garrapatas ya está aquí, y aunque la amenaza de picaduras de garrapatas se espera cada verano a causa de que las personas pasan más tiempo haciendo senderismo, caminatas o pícnics en áreas cubiertas de césped, los síntomas que normalmente se atribuyen a una enfermedad transmitida por garrapatas-como fiebre, fatiga y dolores musculares- se pueden confundir con COVID-19.

Además, a medida que los estados reducen las restricciones, la gente que no ha tenido la oportunidad de escapar de la ciudad puede acudir en masa a parques y senderos para realizar caminatas después de estar encerrada en casa. Eso podría causar un aumento de exposición a las garrapatas, dice la Dra. Sorana Segal-Maurer, directora de la División de Enfermedades Infecciosas del Dr. James J. Rahal, Jr. de NewYork-Presbyterian Queens y catedrática de Medicina Clínica de Weill Cornell Medicine.

Sin embargo, identificar los signos y síntomas de COVID-19 tanto como de las enfermedades transmitidas por garrapatas le puede ayudar a notar la diferencia entre estas infecciones. La Dra. Segal-Maurer habló con Health Matters sobre estas diferencias, el efecto que la pandemia podría tener en las personas durante esta temporada de garrapatas y cómo evitar, tanto usted como sus seres queridos, las garrapatas cuando disfrutan del tiempo al aire libre.

¿Cómo se podría saber si tiene síntomas de una enfermedad transmitida por garrapatas en lugar de COVID-19?
La mayoría de las enfermedades transmitidas por garrapatas comunes en el noreste (enfermedad de Lyme, anaplasmosis, babesiosis y virus Powassan; todas transmitidas por la garrapata de patas negras) tienen algunas similitudes con COVID-19. Se pueden presentar con fiebre, fatiga y dolores musculares. Pero estos síntomas en común con COVID-19 realmente terminan ahí. En el caso de COVID, los síntomas pueden avanzar rápidamente hasta causar un problema respiratorio. Las enfermedades transmitidas por garrapatas no tienen un componente respiratorio. Se sentirá mal, tendrá fiebre y dolor, pero no tendrá tos ni neumonía.

Las picaduras de garrapatas también pueden dejar marcas físicas inconfundibles. En el caso de la enfermedad de Lyme, algunas personas presentan con sarpullido muy particular de forma circular, como si fuera una diana, y en el caso de la anaplasmosis y la babesiosis, es posible que se pueda observar lo que llamamos “petequias”, que parecen erupciones con pequeños puntos rojos dispersos. Estos no son signos típicos de COVID.

Si una persona ya se recuperó de COVID, ¿es más susceptible a una afección grave si contrae una enfermedad transmitida por garrapatas?
Desafortunadamente, no lo sabemos, ya que COVID es relativamente nueva. Por ejemplo, COVID-19 puede causar una reacción exagerada inflamatoria en el cuerpo llamada “tormenta de citoquinas”, que se produce cuando su cuerpo básicamente “presiona el botón de pánico” en respuesta al virus y su sistema inmunológico se dispara. La gente que ha sufrido una tormenta de citoquinas parece tener algo que se llama síndrome hipercoagulable, que quiere decir que el cuerpo desarrolla coágulos de sangre en todas partes.

No sabemos cómo las personas que han tenido casos graves de COVID reaccionarán a alguna otra infección en el futuro. ¿COVID afecta su sistema inmunológico? ¿Hace que sea más susceptible a complicaciones más graves? La buena noticia es que la mayoría de las personas no desarrollan una tormenta de citoquinas, pero creo que es demasiado nuevo y demasiado pronto para saber si alguna persona que se haya recuperado de un caso grave o aún leve de COVID es más susceptible a una infección por patógenos transmitidos por garrapatas.

¿Afectó la pandemia de COVID-19 la temporada de garrapatas en Nueva York y las áreas circundantes?
Normalmente, con un invierno tan templado como el que tuvimos este año, las personas ya estarían a punto de hacer senderismo y disfrutar del aire libre. Pero lo que es difícil de predecir este año es el efecto de la orden de quedarse en casa debido a COVID-19. Es posible que no tengamos la exposición habitual en esta época del año porque la mayoría de gente no salió su casa durante marzo, abril y mayo. Ya que las áreas recreativas se han abierto y que las personas sigue yendo a lugares donde podrían estar en contacto con las garrapatas, es posible que haya una gran afluencia de casos.

Otro factor que podría contribuir a un aumento de las enfermedades transmitidas por garrapatas es el hecho de que había menos tráfico automovilístico y aéreo durante los meses pasados, y la vida silvestre ha migrado a áreas relativamente suburbanas y urbanas. Esto incluye coyotes, conejos, ardillas, halcones y búhos, y podrían traer plagas, incluso garrapatas. Entonces, aunque es posible que usted no esté en un sendero al aire libre, puede estar en su patio posterior o en un parque local y una garrapata ya le puede picar.

Dr. Sorana Segal-Maurer debunks COVID-19 myths

Dr. Sorana Segal-Maurer

¿Qué precauciones pueden tomar las personas para evitar una picadura de garapatas?
Use ropa de colores claros para que las garrapatas sean más fáciles de ver, calcetines encima de los pantalones y camisas de manga larga para evitar que las garrapatas se acerquen a su piel. Y no olvide usar gorras.

Una concentración de DEET hasta el 30 % ha demostrado su eficacia de evitar las garrapatas, debido a su olor o su capacidad para camuflarnos cuando estos insectos activan sus sensores. También se ha estudiado el aceite de eucalipto para aquellas personas que no les gusta el DEET. El tratamiento previo de la ropa con permetrina también es muy efectivo, pero debe tener cuidado con su uso cerca de los gatos. Si trata a los perros con permetrina, los gatos deben mantenerse alejados de ellos.

Cuando se encuentre al aire libre, permanezca en los senderos. Si se roza los arbustos, se pone en riesgo.

 ¿Quién está en mayor riesgo de ser picado por garrapatas?
Los niños están en riesgo porque pueden desviarse de los senderos para caminar y correr por la vegetación sin darse cuenta. Las mascotas también están en riesgo porque siempre tiene boca abajo cuando huelen el maravillo del aire libre. Los excursionistas están en riesgo, como cualquiera persona que está activa al aire libre.

¿Qué debe hacer si usted había estado en un área con garrapatas?
Haga una verificación de picaduras inmediatamente después de encontrarse un espacio interior. Puede poner su ropa en una secadora caliente durante por lo menos 20 minutos. El agua no mata las garrapatas, pero el calor sí. Y luego, por supuesto, revise su cuerpo. A las garrapatas les gustan lugares cálidos y protegidos, como debajo de los brazos, entre las piernas, alrededor de partes privadas, la parte posterior de las rodillas, el cuello, el cabello o detrás de las orejas.

Si encuentra una garrapata en su cuerpo, ¿se debería quitarla? ¿Cuál es la mejor manera de hacerlo?
Sí. Una vez que se adhieren al piel, son muy difíciles de sacar. Hay una serie de remedios comunes que en la realidad no funcionan y pueden ser peligrosos, como usar vaselina para “sofocar a la garrapata” o “quemarla”, que solo causan una quemadura desagradable. Realmente, no hay otra forma de hacerlo sin unas pinzas muy afiladas. No utilice pinzas de punta roma, ya que si aprieta a la garrapata, aumentaría el potencial de infectarse. Trata a sacarla de la boca hacia afuera, sin torcerla. Eso es muy importante.

Cuando la deseche, puede tirarla por el inodoro o dejarla en alcohol en caso de que termine con un sarpudillo y desee traerla para su identificación.

 Después de quitarla, ¿cuáles son los siguientes pasos?
Llame a su proveedor de atención médica. Si la garrapata ha estado adherida por más de 24 a 48 horas y puede verla con claridad (está hinchada y es más grande que el tamaño de una semilla de amapola o un grano de arena), probablemente se haya alimentado. En general, se va a utilizar una dosis de doxiciclina como tratamiento preventivo. Si no sabe que ha sido picado y ahora tiene síntomas, debe recibir un tratamiento completo, que se determinará en función de su diagnóstico.

También puede comunicarse con un proveedor por telesalud. Debido a COVID-19, hemos aumentado nuestros recursos de telesalud, y seguimos ampliar el acceso a toda la atención primaria y especializada. Si usted cree que ha sido picado por una garrapata, puede consultar con el médico a través de una videoconsulta, mostrarle al médico su sarpullidoo, aún la garrapata, y el médico pueden recetar tratamiento preventivo de doxiciclina y comunicarse con su farmacia, todo sin un consultorio en persona.

¿Hay algo más que la gente deba tener en cuenta?
Las garrapatas de patas negras pueden estar infectadas con múltiples enfermedades. Si le diagnostican Lyme, reciba tratamiento, pero preste attención a síntomas adicionales o si no le siente que ha vuelto a su estado normal. Asegúrese de que su proveedor de atención médica busque todas las otras infecciones que vemos con estas enfermedades transmitidas por garrapatas. Debido a que COVID sigue siendo un riesgo, hay que usar mascarillas faciales en lugares públicos, lavarse las manos cuando regresa a casa y practicar el distanciamiento social.

La Dra. Sorana Segal-Maurer  es profesora de medicina clínica de Weill Cornell Medicine y directora de la División de Enfermedades Infecciosas del Dr. James J. Rahal, Jr. en NewYork-Presbyterian Queens.